El Arquetipo de los Reyes Magos y su regalos espirituales.

Se acercan las fechas en las que parece oportuno compartir algunas reflexiones sobre un arquetipo superior que recordamos y celebramos por estas fechas y que nos puede inspirar en nuestro trabajo interior.

Un arquetipo es un modelo, un principio del que se derivan otros modelos de pensamiento, emoción y conducta. Los arquetipos modelan, inspiran, guían y conforman muchos de los patrones internos por los que nos guiamos y regimos, y Reyes Magos de Orientesus principios son comunes a toda la humanidad, independientemente del origen cultural de la persona. Esos modelos se convierten en fuerzas internas que conforman nuestras ideas, emociones y acciones.

EL REY MAGO es la unión de dos arquetipos superiores , el de REY y el de MAGO.

Dentro de nosotros tenemos muchos patrones conviviendo, pensando, sintiendo, actuando y relacionándose. La mayoría de ellos tienen su origen en el ego y su visión limitada de la vida.
Sin embargo poseemos también Arquetipos Superiores cuya fuente es nuestro Yo Superior,  nuestra parte ilimitada y divina, esa fuerza misteriosa que se manifiesta en nosotros y que nos muestra dones y capacidades desconocidas hasta por nosotros mismos.

 


Los arquetipos

REY/REINA internos tiene que ver con nuestra capacidad de autogobierno, de dominio interno, de desarrollar poder y creatividad ilimitadas. Cuando una persona tiene despierto este arquetipo en alguna faceta de su vida tiene la sensación de que domina esa faceta, que sabe exactamente qué hacer en todo momento, todo le sale bien, tiene un don, una facilidad con la que ha nacido y que hace salir lo mejor de si misma. Cuando está desempeñando esa función, sea espiritual o material, no duda, sino que gobierna, acierta y “reina” sobre ese reino que evoluciona ilimitadamente. Ya sea al rey del rock, del pop, de las pistas de tenis, de la ciencia o de la cocina, la persona que es Rey/Reina  en lo suyo es capaz de canalizar fuerzas que reconoce no son suyas, sino de algo/alguien superior que les guía y permite manifestarlas y ejercitarlas ilimitadamente.

El PODER del Rey/Reina interior no procede del ego, sino que es canalizada por nuestra parte divina ilimitada (nuestro Ser Interno o Yo Superior) , por tanto, sólo aceptando que nuestro poder sobre esa faceta no es nuestro sino que proviene de fuerzas espirituales superiores, podemos desarrollar, y hacer crecer y evolucionar ese don en nosotros.

EL MAGO es otro de los arquetipos superiores que tiene que ver con la capacidad de dominar las fuerzas de la naturaleza, de conocer los secretos del universo y de la manifestación física. La capacidad de crear lo que deseamos en la vida se hace a través de la canalización de las fuerzas divinas y misteriosas cuya fuente está más allá de este plano material, y a esa capacidad de manifestación lo llamamos Magia.  El mago es un intermediario entre los planos espirituales y materiales, un manifestador, un conocedor de las leyes espirituales y cómo afectan en el plano material. Jesús fué no sólo Rey de Reyes, también fué Mago, y por ello fué reconocido por los tres Reyes Magos de Oriente y adorado como tal.

 

La interpretación simbólica

El misterio del nacimiento de Jesús tiene su interpretación simbólica en nuestra evolución como almas. Jesús era Rey (oro),  Dios (incienso), y hombre (Mirra). Pero para que se manifieste este arquetipo en nosotros se han de cumplir unas condiciones. Cuando Jesús dijo eso de “sois Dioses” no lo dijo por decir, era consciente de que todo hombre o mujer puede desarrollar sus capacidades de autogobierno y creatividad ilimitadas en este plano si aprende a canalizarlas de la Fuente Divina.

Cuando el HOMBRE, canaliza a DIOS se convierte en este plano material en REY y su vida es un paraíso. Cuando el hombre renuncia a canalizar esa fuerza divina y cree conocer por si mismo los misterios del universo (el árbol del bien y del mal), pierde la capacidad de canalizar lo divino y su poder en este plano.


El verdadero regalo de Reyes

 

Simbólicamente los regalos de los Reyes Magos simbolizan los DONES con los que somos bendecidos cuando el alma desarrolla su parte divina. El  ORO simboliza el REY interno y su poder se manifiesta en el plano TERRENAL, el INCIENSO simboliza al DIOS interno y su poder se manifiesta en el plano ESPIRITUAL, y la MIRRA que simboliza al HOMBRE canalizador de lo divino que lo convierte en Rey.

Cada persona tiene la misión espiritual de convertirse en Rey/Reina en su propia vidade llegar al autodominio, a la capacidad de convertirse en lo mejor que desee ser, en la mejor versión de si mismo. Esa misión según el misterio que recordamos hoy  no puede hacerse desde el Yo inferior, sólo puede realizarse conectando el Ego con el propio Yo Superior, el que posee la capacidad de desarrollar la Chispa Divina que habita en todo Ser Humano.

Os deseo que Vuestros Reyes Magos os traigan mucho Amor, Sabiduría, Verdad, creatividad, Poder y Sanación. ¡Felices Reyes!….


Beatriz Fernández del Castillo