Pasos para reprogramar la mente

Tu mente es un ordenador programándose desde la infancia con patrones internos que conforman tu manera de pensar, sentir y actuar, que determinan tus actitudes y acciones, moldeando asi tu personalidad y experiencias.
La mente controla todo ese complejo entramado de patrones que conforman tu forma de Ser y gestiona la unión de todos los componentes que forman tus patrones internos. Si eres capaz de entender cómo estás programado, qué ideas sostienen tus patrones, qué emociones tienes asociadas a cada idea, las acciones que  suelen desencadenar, y cómo se interrelacionan esos patrones entre ellos, tendrás la llave de hacer de ti exactamente lo que desees y hacer realidad lo que elijas ser. Conocer tus patrones, moldearlos y crearlos a voluntad es plantar hoy las semillas del mañana que deseas experimentar.

 

pasos-para-reprogramar-la-mente

Cuando una idea está firmemente programada en la mente se convierte en la causa del patrón que desencadena. La idea, asociación o creencia genera una emoción (tanto positiva como negativa), una acción (o bloqueo), y un resultado. Son esos efectos o resultados los que nos dicen porque, cuándo y cómo hemos de modificar un patrón por nuestro bien y por los que nos rodean.

 

Los patrones

Un patrón positivo es aquél cuyo resultado tanto a corto como a largo plazo es satisfactorio, el que genera emociones positivas, se basa en el “todos ganan”, el que suma, progresa, evoluciona, aprende y desarrolla la creatividad.
Un patrón negativo es aquél que genera un resultado adverso en el corto o en el largo plazo, el que resta, el que justifica un mal para conseguir un bien, o asocia un bien a algo negativo,  el que bloquea, el que se repite una y otra vez aunque ya se sabe que no funciona. Cuando se dice “no puedo evitarlo” refiriéndose a algo que se sabe que a la larga hace daño es la peor señal…

Los patrones en vaivén también son inestables, pues generan efectos tipo Exceso/Defecto. Por ejemplo, un exceso de emocionalidad que produce un defecto de razón, un exceso de trabajo que desemboca en defecto de salud, demasiada confianza que desemboca en peligro…. El “exceso/defecto” es otro de los patrones negativos más comunes, mientras se atribuya algo positivo al exceso, siempre habrá un efecto rebote negativo con un defecto de algo.

 

 

El cambio

Los patrones equilibrados se complementan y ayudan entre sí, los inestables  se bloquean unos a otros. Es una arte el conseguir que todas las facetas de la vida tengan un equilibrio tanto en el interior como en el exterior,es necesario un trabajo contínuo de revisión interna el conseguir una personalidad equilibrada libre de los vaivenes de la incoherencia.
Evolucionar  y crear constantemente patrones nuevos que respondan a nuestras necesidades del momento en el que vivimos es esencial para desarrollarnos como seres humanos. La vida cambia, también la sociedad, las circunstancias, el modo de vida, hemos de saber conjugar nuestros anhelos, valores y sueños con el tipo de vida que elegimos vivir, siendo coherentes con nuestro interior, proyectando lo mejor de nosotros mismos, encarnando el modelo que desearíamos ver a nuestro alrededor. El que no cambia por sus propios medios y se abandona a la inercia de una existencia  sin sentido, se verá irremisiblemente arrastrado por los vaivenes de la vida misma que le hará despertar.

 

El trabajo de reprogramación de la mente es personal, intransferible e indispensable para adquirir más consciencia de uno mismo y prepararse para las pruebas y los desafíos que nos marquemos en la vida, pues nosotros somos los únicos responsables de elevar nuestro espíritu y alma al nivel más alto que podamos alcanzar. Para ello se necesita de ambición espiritual, trabajo y constancia.

El cambio de un patrón interno requiere de varios pasos fundamentales.

 

Conocer la estructura del patrón:

Idea (asociaciones, creencias) + emoción + acción= resultado.  
Qué idea está asociada a qué emoción, qué acción suele desencadenar y qué resultado en el mundo físico cosecha. Y no sólo las ideas conforman patrones, las asociaciones de ideas son las más poderosas, pues pueden hacer que algo positivo se convierta en negativo sólo por una mala asociación y viceversa.

 

Por ejemplo: Algo tan cotidiano y necesario como el comer, a algunos les causa bienestar inmediato, a otros toda clase de vaivenes emocionales por las  asociaciones negativas que sostienen.
– Los primeros tendrían una asociación base normal de “Comer = alimentarse, salud, bienestar” generándoles un patrón equilibrado de alimentación.
– Los segundos asociarían “comer= engorda, gula, consuelo, descontrol”  causándoles miedos, dudas sobre lo que comer y lo que no, tensión, pensamientos de culpa y malestar.

Aprender a diagnosticar un patrón

Se puede hacer a través de la auto-observación, aprendiendo a escuchar los propios pensamientos y comentarios que emitimos sobre nosotros mismos y los demás. Requiere de atención y autodisciplina para atenderse y pensar de nuevo en la dirección deseada.

 

Los sueños son fuente inagotable de información sobre los programas de nuestro inconsciente, el reflejo de nuestros patrones internos, y como tales moldeables a voluntad. Interpretar sueños es una de las llaves maestras para acceder al autogobierno. Se requiere conocimientos de simbología e interpretación.

 

Las proyecciones en la vida real son actitudes que vemos en el exterior que nos causan reacción emocional ya sea positiva o negativa,y que son reflejo de las propias. Las proyecciones que nos ocurren todos los días generan respuestas a nuestros propios conflictos y vaivenes interiores, e instrucciones que nos podemos aplicar.
Cuando vemos la paja en el ojo ajeno, y vemos la solución en el prójimo, sólo tenemos que aplicarla a nuestro propio patrón. Ésta opción requiere de humildad para reconocer el error cuando es una proyección negativa, intuición para identificar el modelo a seguir cuando es positiva, y voluntad y trabajo para auto educarse.

 

Las señales de la vida real son también una fuente de información valiosa, pues materializamos lo que emitimos. Si sabemos interpretar las señales, podemos diagnosticar la creencia que la creó, seguirla si reconocemos el bien que nos guía, o cambiarla si nos avisa de algo negativo que pudiera estar fraguándose en nuestra vida.

Trabajar el interior

 

Cambiar la idea base por la que uno busca materializar sería el segundo paso, asociarle una emoción positiva, y llevarla a la práctica para obtener experiencias y poder determinar la mejor forma de llevar a cabo la nueva idea.

En el ejemplo anterior los que buscarían una asociación positiva con la alimentación tendrían que aceptar y asumir la primera opción, una asociación positiva con la alimentación,  trazar un plan para llevarla a cabo, y mantenerlo el tiempo suficiente para que se pueda crear un camino neuronal en el cerebro y cambiar, en este caso, la química del cuerpo.
Usar la visualización creativa para crear emociones positivas en torno al nuevo objetivo, pues la emoción es la que lleva a la acción y al resultado.

Trabajar el exterior:

Las circunstancias que rodean el patrón han de modificarse  para que ese nuevo patrón coincida con el escenario adecuado en el mundo real. Es decir, si tengo la mala costumbre de comer demasiado y busco la moderación, seguramente mi nuevo patrón me llevaría a reconsiderar la relación con las personas, lugares y circunstancias con las que compartía ese exceso hasta que considere lo domino, incluso pedir ayuda a los que me rodean.
El dejar de compartir actitudes obliga a reconsiderar formas de vida, hay que ser consciente de esa necesidad y trabajar las circunstancias igual que trabajamos la mente. Cuando hacemos un cambio significativo y practicamos el nuevo patrón, la ley de atracción nos apoyará atrayendo hacia nosotros las personas, lugares y circunstancias que apoyan la nueva energía que hemos proyectado.

Aprender a dejar atrás el antiguo patrón,  ser fieles al nuevo.

Mantenerse firme en el nuevo objetivo es fundamental, saber de dónde venimos y adónde queremos llegar, reconocer lo que nos sienta y nos hace sentir bien por encima de gustos, modas, costumbres o tradiciones. Convertir lo que nos sienta bien en lo que nos gusta, desarrollar la fuerza para dejar atrás lo que nos hace infelices y limitados.

 

Como resumen diría que mantener la mente limpia de negatividades, limitaciones y vaivenes  es un trabajo que dota de un sentido profundo a nuestra existencia, pues nos permite cumplir nuestra misión de aportar al mundo nuestra mejor versión. Si todo el mundo lo hiciera, la humanidad encontraría un nuevo mañana más acorde con lo que todos deseamos y anhelamos que sea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.